Valoración sobre la implantación de un modelo de F.P. Dual en Extremadura
Éxito de las Jornadas de FP Dual 
Intervención de la Consejera de Educación y Cultura, Doña Trinidad Nogales. Las jornadas han suscitado un gran interés, como muestra el gran número de asistentes. Abierto el turno de preguntas, con el Director General de FP y Universidad, D. Francisco Javier Hierro.

La FP dual en Extremadura debe garantizar la formación integral del alumnado y la implantación tiene que hacerse con los ajustes necesarios a nuestras empresas y tejido productivo.
Es un instrumento en la lucha contra el abandono escolar y cualificación de los trabajadores.
El Consejo Regional de FP debe analizar la viabilidad de un modelo de FP dual en Extremadura.

La Formación Profesional en España y Extremadura ha experimentado notables cambios en los últimos años. En el ámbito del sistema educativo se han adaptado los Títulos de Formación Profesional a las cualificaciones del Catálogo Nacional de Cualificaciones y se ha reforzado la relación con las empresas, en particular el módulo de Formación en Centros de Trabajo (FCT). Asimismo se han incorporado las nuevas tecnologías a la enseñanza, la competencia idiomática en algunos ciclos formativos, y se ha impulsado la Formación Profesional a través de teleformación.

Para FETE-UGT es necesario reforzar el sistema de FP, tanto la formación inicial como la actualización de las competencias profesionales de los trabajadores, proporcionándoles una base que permita la adaptación a los nuevos requerimientos del mercado de trabajo. Este reforzamiento viene determinado por las previsiones del CEDEFOP: para 2020 las demanda de mano de obra cualificada va a ser del 85%. En España, según la Encuesta de Población Activa, un 56,1% de los trabajadores no han recibido preparación para el desempeño de un puesto de trabajo; en nuestra Comunidad este porcentaje es del 49,2.

Consecuentemente, para UGT, el refuerzo del sistema de la FP en Extremadura es uno de los objetivos educativos y de políticas activas de empleo. Este refuerzo debe basarse en adaptar la FP a las necesidades de empresas y trabajadores, mejorando los servicios de información y orientación, promoviendo la incorporación de la población adulta a la formación profesional, cualificando y reconociendo la experiencia laboral, potenciar la formación para el empleo vinculada al Catalogo de Cualificaciones y estudiar la oportunidad de implantar en España una modalidad de formación profesional dual (dual porque realiza la formación en la empresa y el centro educativo).

En estos momentos se discute la conveniencia de establecer un sistema similar al de formación dual alemán, que para muchos expertos ha sido un factor determinante para que su desempleo juvenil (8%) se sitúe en tasas bajas. La implantación de este modelo en nuestro país presenta muchas dificultades. En Alemania el número de empresas con más de 50 trabajadores (este tipo de empresa es la base del modelo dual alemán) es muy superior al de España, donde las empresas de 20 o más trabajadores solo representan el 2%.

A estas dificultades hay que sumar otras trabas que tendría que superar: las dificultades de las empresas españolas para asumir los costes de esta formación y salarios del alumnado; si las empresas optan por el modelo dual, el módulo de Formación en Centro de Trabajo (FCT) tendría dificultades para mantenerse; la saturación de los contratos al finalizar la formación en uno o dos años; la no planificación estatal o autonómica de la oferta, ya que serán las empresas las que oferten plazas y seleccionen alumnos, de acuerdo con sus necesidades estratégicas de mano de obra y, desde luego, este modelo, donde el alumno puede pasar en la empresa más de dos tercios de su tiempo, podría implicar la pérdida de puestos de trabajo del profesorado.

En este contexto es improbable que en Extremadura se pueda implantar un modelo dual para acoger a los 14.400 alumnos que cursan FP (en Alemania solo la cursan el 47% del alumnado de FP). En este contexto, las Jornadas tienen el objetivo de analizar y debatir sobre la viabilidad de este modelo en Extremadura.

Para FETE-UGT este modelo tiene ventajas que pueden posibilitar el acceso a una cualificación y a la empleabilidad. Las competencias se adquieren en el propio lugar de trabajo, hay un rápido tránsito al mercado laboral, permite el acceso a formación de procesos de producción que difícilmente pueden ser implementado en el ámbito educativo y puede favorecer el cambio de modelo productivo.

Nuestra propuesta sobre la formación se asienta sobre unas bases que entiende que esta formación tiene que tener un equilibrio entre la formación teórica-práctica, para garantizar la formación integral del alumnado, y la implantación tiene que hacerse con los ajustes necesarios a nuestras empresas y necesidades del alumnado. En este sentido:

  1. Esta formación debía dirigirse preferentemente a alumnos que ya han abandonado el sistema educativo y se encuentran en el mercado de trabajo, así como por trabajadores demandantes de empleo y por una parte significativa de alumnos en edad escolar.
  2. La modalidad dual en Extremadura debe centrarse preferentemente en la oferta de Ciclos de Grado Medio de FP, con el objeto de ofrecer un estímulo a los jóvenes que han acabado la Educación Secundaria Obligatoria, reducir el abandono escolar temprano (más del 31% de la población) y aumentar la tasa de cualificación de niveles medios de la población activa española, que ha de aumentar del 23% de 2010, al 50% en 2020, según estimaciones del CEDEFOP, e implicar a empresas de sectores productivos que fomenten el desarrollo regional, el empleo, los sectores emergentes y la innovación tecnológica.
  3. El compromiso de las empresas extremeñas con la FP dual es determinante para la oferta de determinados ciclos formativos, dado que permite el acceso a infraestructuras y/o instalaciones de producción que difícilmente pueden ser implementadas en el ámbito educativo, especialmente en determinados procesos industriales.
  4. La relación laboral en esta modalidad dual de FP podría establecerse a través de los contratos de formación y aprendizaje, previstos en el Real Decreto Ley 3/2012.

FETE-UGT defiende unas condiciones mínimas en todo el territorio nacional, como: adaptación curricular de los títulos para ser impartidos por esta modalidad, estableciendo las partes que corresponderían a los centros educativos y a las empresas; reconfiguración de la FCT, dado que en la empresa permanecerán entre el 60 y el 80% del tiempo total; condiciones mínimas que las empresas o grupos de empresas deben garantizar (aulas, tutor en puesto de trabajo, profesor responsable de la formación teórico-práctica, coordinador de los contenidos formativos y calendario de impartición); participación sindical en el seguimiento de la formación y contratación en la empresa; evaluación compartida entre el centro educativo y empresa, y participación de entidades sectoriales bipartitas (constituidas por asociaciones empresariales y sindicales) en el control de calidad de esta modalidad de FP.

Para UGT conseguir el éxito en Extremadura del modelo de F.P.Dual es necesario la participación de los agentes sindicales y empresariales, en el ámbito del Consejo Regional de la Formación Profesional, acordando normas para diseño, planificación y control del modelo dual.

Para finalizar, FETE-UGT defenderá los derechos del profesorado, esta implantación del modelo de FP Dual podría ver reducidas las horas de actividad docente al ser desplazada ésta a las empresas, y propondrá funciones específicas vinculadas a la planificación, tutoría y evaluación en la modalidad dual, y la potenciación de las políticas de fomento de la formación profesional.