UGT exige la convocatoria de la Mesa de Negociación de las Administraciones para abordar el incremento salarial de 2017

Luchar por la recuperación salarial

El techo de gasto no puede ser una excusa para no subir salarios públicos. Además de un incremento igual al IPC para 2017, UGT reclama un pacto de legislatura que permita a los empleados públicos recuperar de manera paulatina el poder adquisitivo perdido en los últimos 5 años (en torno a un 13%).

La Federación de Empleadas y Empleados de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT ha reclamado una vez más la apertura de la negociación colectiva en las Administraciones Públicas. El Gobierno no tiene excusas para mantener secuestrado el Diálogo Social tras una legislatura en la que, amparándose en el déficit público y sirviéndose de su mayoría absoluta, vulneró sistemáticamente el legítimo derecho de los empleados públicos a la representación y participación constitucional para determinar sus condiciones de trabajo.

El sindicato ha insistido en que el techo de gasto no puede ser un subterfugio para continuar relegando las necesidades y derechos de los 3 millones de empleados y empleadas públicas de nuestro país, los primeros en sacrificarse durante la crisis con recortes de salario del 5% en 2010 y cinco años consecutivos de congelación y supresiones de pagas extras. Durante las últimas semanas UGT ha mantenido con los grupos parlamentarios reuniones para que apoyen en el Congreso una Propuesta de Ley que recoge como prioridades para 2017 una subida salarial igual al IPC (en torno al 1,5%); creación neta de empleo, publicitando una oferta suficiente; suprimir la tasa de reposición; atajar la temporalidad y la contratación precaria.

El sindicato ha pedido también el desarrollo del Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP), de cuya publicación se cumple una década el próximo año.

UGT demanda el desarrollo de los estatutos autonómicos, no concretados aún excepto en Extremadura, País valenciano, Castilla la Mancha y Galicia. El desarrollo de estos y otros aspectos resultan cruciales para proteger los salarios y las condiciones laborales de los empleados públicos de la arbitrariedad de los Gobiernos autonómicos de turno.

Otros de los contenidos del EBEP pendientes de desarrollo son determinados aspectos que atañen al personal de la Administración General del Estado, como la carrera profesional, las retribuciones complementarias o una mayor flexibilidad en materia de conciliación. Es necesario también el desarrollo del estatuto del Docente Investigador, sujeto a la escasa regulación de la Ley de la Ciencia.

Asimismo las condiciones del personal estatutario del Sistema de Salud, reguladas por el Estatuto Marco -norma previa al EBEP y que quedó implícitamente derogada por él- se encuentra pendiente de revisión, lo que está causando una gran inseguridad jurídica en el colectivo.

UGT advierte que si el Gobierno no muestra su disponibilidad a mantener un diálogo fluido con los sindicatos en la legislatura que comienza convocará las medidas de protesta que considere oportunas, ya iniciadas con manifestaciones en las principales ciudades de España los días 15 y 18 de diciembre.