UGT, CCOO y USO proponen a la UEx crear un fondo de ayuda a los estudiantes con los haberes detraídos por la huelga

Los sindicatos convocantes de la huelga general del próximo 14 de noviembre, CCOO, UGT y USO, han acordado proponer a la administración universitaria que, con las cantidades detraídas a los trabajadores y trabajadoras de la institución que secunden la huelga, se constituya un fondo social de ayuda a los estudiantes con dificultades para continuar sus estudios, como consecuencia del incremento de tasas en segunda y sucesivas matrículas.

El incremento de tasas de matrículas universitarias, junto con la disminución de las partidas destinadas a becas y ayudas al estudio, así como las mayores exigencias para acceder a las mismas, son una de las múltiples razones para la convocatoria de la huelga general del 14 de noviembre. Los sindicatos ya habían denunciado que estas medidas atentan contra el principio de igualdad de oportunidades en el acceso a la enseñanza universitaria.

Los centrales sindicales convocantes recuerdan que los motivos de esta huelga van más allá del ámbito estrictamente laboral y trascienden a lo social, pues se trata de evitar el retroceso en las condiciones que el Estado de Bienestar ha proporcionado a la sociedad en su conjunto tras 40 años de democracia.

Por eso, el próximo miércoles 14 de noviembre, los trabajadores y trabajadoras de la Universidad de Extremadura, así como los estudiantes, están llamados a participar solidariamente en la defensa de los derechos de todos y a oponerse a unas políticas de recorte y austeridad que hacen peligrar la institución de la que forman parte activa.