El total de gasto en Educación para el 2016 es una cantidad que nos coloca en el año 2007

INFORME DEL PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA EL AÑO 2016 EN EDUCACIÓN

FETE-UGT considera que el incremento de los Presupuestos para el 2016 se centra exclusivamente en la implantación de la LOMCE, y el resto de partidas permanecen prácticamente iguales o en disminución.

Una vez analizados los presupuestos generales del Estado dedicados a Educación podemos concluir que a pesar de los ligeros incrementos que se vienen produciendo en los tres últimos años, el total de lo que se ha dejado de invertir desde el 2011 (año de referencia de este estudio) es de unos 3.100 millones de euros; más de lo que se ha destinado en cualquier presupuesto anual para educación. Si a esta cantidad se le añade los más de 3.000 millones adicionales que se restaron a causa de la aplicación de los RD 14/2012 y 20/2012, podemos hablar de una cifra de más de 6.500 millones menos, lo que claramente indica los recortes significativos que están afectando negativamente a la Educación de nuestro país.

Los ligeros incrementos que se están produciendo, se encuentran lejos de compensar lo perdido a lo largo de estos años. El total de gastos en Educación para el 2016 es una cantidad que nos coloca en el año 2007, cuando la inversión, era similar a la actual con 2.483 millones de euros.

En primer lugar, las medidas relacionadas con las retribuciones de los empleados públicos, contemplan pequeñas mejoras, pero que en ningún caso, consiguen equilibrar las condiciones laborales y retributivas de los docentes, que tras años de recortes y congelaciones salariales, han hecho que sufran una pérdida de poder adquisitivo de más de un 25% desde el 2010.

Recordemos que en mayo de 2010 el profesorado de la enseñanza pública ya sufrió un recorte en sus retribuciones en una media de un 5% y la congelación salarial desde el año 2010 hasta el 2015.

Para FETE-UGT el incremento global que se prevé en las retribuciones del profesorado para el 2016 y que no ha de superar el 1% respecto a las del 2015, es claramente insuficiente teniendo en cuenta la reducción acumulada que se viene sufriendo.

Con respecto a la recuperación de la paga extraordinaria y adicional del mes de diciembre de 2012 del personal del sector público, que se dejó de percibir como consecuencia de la aplicación del Real Decreto-Ley 20/2012, de 13 de julio, la Administración Central deja en manos de las Comunidades Autónomas el abono de dichas cantidades. Cada Administración pública podrá aprobar esta retribución, teniendo en cuenta su situación económico-financiera, tal como aparece en el articulado de estos presupuestos.

FETE-UGT quiere recordar que son cantidades dejadas de percibir por el profesorado y que estaban contempladas en sus salarios, es decir fueron derechos sustraídos y que de ningún modo la devolución de la paga extra del 2012 se puede ver como una mejora o recuperación económica de los docentes.

Estas medidas, aunque positivas, siguen siendo injustas porque sitúa la capacidad adquisitiva de los profesores en términos del año 2000.

Para el sindicato, la restitución de los derechos suprimidos, significa la devolución total e inmediata de la paga extra de diciembre del 2012 y no a plazos tal como se está produciendo, la restauración del 100% del importe de las pagas extras reducidas en mayo de 2010, subidas salariales reales que permitan recuperar el poder adquisitivo perdido, la recuperación de las condiciones salariales y laborales como por ejemplo la desaparición del descuento en nómina por ausencia por enfermedad, el abono de cantidades por otros desempeños docentes, la formación permanente adecuada, revisión de la carga lectiva, de las ratios,…, entre otras medidas.

En segundo lugar, la recuperación de la tasa de reposición del 100% fijada en este Proyecto de Presupuestos, es un dato positivo, pero no será suficiente para recobrar la continuada reducción de la oferta de empleo público que se ha venido sufriendo a lo largo de estos últimos años, lo que ha supuesto una disminución drástica de los puestos docentes (alrededor de 35.000) y un aumento en la precariedad de los empleos.

FETE-UGT considera que las pérdidas sufridas son irrecuperables y que las escasas medidas de mejora presentadas en este Proyecto podrán contribuir a una ligerísima mejoría, pero que de ningún modo pueden acercarse, ni de lejos, a las condiciones laborales y económicas que los docentes tenían antes de la crisis.

En tercer lugar, en cuanto a las partidas destinadas a educación en concreto, destacamos que aunque en los Presupuestos para el 2016 se observa un incremento con respecto al 2015 de un 9,28%, para FETE-UGT sigue siendo insuficiente.

La variación entre los presupuestos en educación del 2016 y del 2011 supone un recorte del 12,64%, es decir, 359,48 millones de euros menos que en el 2011, viéndose recortados 9 programas de los 12 que existen en la actualidad y sin contar los ya desaparecidos.

Desde FETE-UGT consideramos que el incremento de los Presupuestos para el 2016 se centra exclusivamente en la implantación de la LOMCE, y el resto de partidas permanecen prácticamente iguales o en disminución con respecto al 2015.

Si tenemos en cuenta el gasto público en educación y su relación con el PIB podemos observar el descenso continuado que se le viene aplicando en los últimos años y más notablemente desde el 2009 cuando el gasto en educación con respecto al PIB era del 4,99%. En el 2011 (año de referencia de este estudio) el PIB en educación era del 4,71%, pasando al 4,23% en el 2015, –según fuentes del propio Ministerio, por desgracia el más bajo de los últimos años y situándonos cerca del gasto del 2005, cuando era del 4,31% del PIB. Estas cifras pueden seguir reduciéndose, aún más, si el Gobierno cumple el compromiso con Bruselas de reducir el gasto educativo al 3,7% del PIB en el 2018.

Para FETE-UGT estos Presupuestos no son los que van a afianzar el crecimiento de la economía, ni la creación de empleo, ni preservar el Estado de bienestar, tal como el Gobierno afirma. Estos Presupuestos no van a mejorar el deterioro de las condiciones de trabajo, ni la pérdida del poder adquisitivo, ni la recuperación de todo el empleo público destruido, ni la pérdida de derechos adquiridos,….

El Estado de Bienestar tiene su base en la existencia de unos servicios públicos de calidad, universales, accesibles y que respondan con eficacia a las necesidades de las personas, sobre la base del principio de igualdad. Asimismo todos los expertos coinciden que el gasto en Educación es la mejor inversión posible para el futuro de los pueblos.

Los recortes que vienen aplicándose en Educación, han sido tan grandes y han desaparecido tantas acciones educativas, que han supuesto un retroceso histórico, empeorando los servicios y las condiciones de trabajo del profesorado, que se traducen entre otras en:

  • reducciones y congelación salarial.
  • aumento de la jornada laboral.
  • aumento de ratios.
  • recortes en otras prestaciones como los complementos en situación de baja por enfermedad.
  • disminución de grupos de alumnos.
  • desaparición de los diversos programas de ayuda y refuerzo del alumnado.
  • desaparición de la gratificación de la jubilación voluntaria-anticipada.
  • recorte de las plantillas de los centros.
  • congelación de ofertas de empleo público docente.
  • reducción grave de las partidas para gastos de funcionamiento de los centros educativos y las destinadas a infraestructuras y equipamiento.

Los efectos de estos recortes, tanto sobre las condiciones laborales del profesorado que representamos, como sobre el sistema educativo público, están siendo muy graves.

Siguiendo las directrices de la Unión Europea y de la Internacional de la Educación que recomiendan dejar la Educación al margen de los ajustes presupuestarios, reclamamos a los Gobiernos priorizar la educación como inversión de futuro, ya que garantiza la cohesión social y la igualdad de oportunidades para toda la ciudadanía.

Desde FETE-UGT entendemos que para mantener la enseñanza en las mejores condiciones de calidad y equidad, el esfuerzo ha de ser continuado.

FETE-UGT es consciente de la situación económica actual de nuestro país y de la necesidad de hacer un uso eficiente del dinero público, pero la inversión en educación debe ser considerada como una inversión para el futuro y ha de situarnos en el ámbito internacional educativo que nos corresponde.

Informe del proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2016 en educación

Ver ubicación original del archivo