Pedimos la dimisión de la secretaria de Estado de Educación

COMUNICADO DE PRENSA

FETE-UGT pide la dimisión de la secretaria de Estado de Educación por sus irresponsables manifestaciones culpabilizando de nuevo al profesorado de los males de la educación de nuestro país.

Precisamente el día en que se planteaba una posibilidad de recuperar la negociación colectiva con la aceptación por parte del Ministerio de Educación del borrador del Estatuto Docente de 2007 como base de negociación, y con un calendario de negociación pactado, la secretaría de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, parece estar más interesada en provocar al movimiento sindical para no llevar a buen puerto la negociación iniciada.

Desde FETE-UGT, le recordamos que todas las directrices emanadas de la Unión Europea consideran que los presupuestos educativos son clave para una enseñanza de calidad. No solo influyen en el rendimiento escolar, sino que su merma deja desprotegidos a los que más necesitan de la solidaridad de los Presupuestos Generales del Estado. La disminución en las cuantías de las becas y de los servicios complementarios –principalmente el comedor– incide sobre las familias más desfavorecidas socioeconómicamente. Cuando se merman o retiran los proyectos de ayuda al aprendizaje, los que sufren las consecuencias son los alumnos con dificultades, la escuela rural o los centros con un alto índice de diversidad.

FETE-UGT le recuerda a la secretaria de Estado que el profesor español, al inicio de su carrera profesional, cobra entre 100 y 200 euros más con respecto a sus colegas de la Unión Europea, pero que al finalizarla percibe entre 600 y 800 euros menos que ellos.

La lectura sesgada que solo contempla los primeros años de vida profesional y traslada a la sociedad la imagen de que somos un colectivo muy bien retribuido falta a la verdad e intenta manipular a la sociedad. Le recordamos a la señora Gomendio que desde que se inició la crisis económica los docentes hemos perdido un 30% de nuestro poder adquisitivo. Por todo ello, para una normalización del diálogo social exigimos al MECD la dimisión de la secretaria de Estado o la corrección de sus manifestaciones.