El Ministerio de Educación, dispuesto a revisar los criterios de acreditación del profesorado universitario

El Sindicato de Universidad e Investigación de FeSP-UGT viene reivindicando la derogación del Real Decreto por el que se establece la acreditación nacional para el acceso a los cuerpos docentes universitarios, y la anulación de los nuevos criterios de acreditación publicados por la ANECA. Consideramos que dichos criterios comportan un endurecimiento desorbitado, subjetivo e injusto de la evaluación del profesorado. Y, por ello, nos congratulamos de la noticia publicada hace unos minutos por Servimedia, según la cual el ministro acaba de declarar en el Congreso la constitución de un grupo de trabajo, con participación de los sindicatos, de revisión de dichos criterios. En este contexto, FeSP-UGT ha sido convocada por el Secretario General de Universidades mañana día 15, para una reunión en la sede de la ANECA.

Según publica Servimedia, el ministro de Educación, Iñigo Méndez de Vigo, declaró este miércoles en el Congreso que propondrá a la Agencia Nacional para la Evaluación de la Calidad (ANECA) la puesta en marcha de un grupo de trabajo que revise los criterios de acreditación del profesorado universitario vigente tras la reforma de este organismo y del sistema de acceso.

En la sesión de control al Gobierno, Méndez de Vigo señaló que ese grupo estudiará los requisitos “para ver qué propone la Conferencia de Rectores (CRUE), qué proponen los sindicatos y llegar entre todos a un acuerdo”.

“Con la reforma de ANECA, ustedes han mantenido la misma política de estos años de precarizar la Universidad”, afirmó, y dado que “las clases tienen que seguir impartiéndose, las cubrirán con figuras de profesor visitante, asociado, interino.”.

El ministro reiteró que el nuevo modelo obedece a la necesidad de actualizar el sistema de acreditaciones para acceder a la docencia universitaria y que pretende “conseguir la excelencia buscando la máxima cualificación”.

“eso es lo que nos mueve y nada más”, dijo, el ministro y defendió la ampliación de las comisiones evaluadoras (han pasado de 6 a 21), a fin de garantizar que cada aspirante es evaluado por especialistas de su misma disciplina.

Para Urquizo (PSOE), los problemas de la Universidad Española son otros, y “tienen que ver con las tasas, la disminución de las becas, la ausencia de un Estatuto del PDI y la mala autonomía universitaria, vinculada a casos tan polémicos como (la ausencia de responsabilidades) ante el plagio por parte del Rector de la Rey Juan Carlos, conocido en las últimas semanas”.

En la reunión prevista para mañana en la ANECA exigiremos que el grupo de trabajo que se constituya, según lo declarado por el ministro, efectúe una revisión profunda de este sistema de acreditación del profesorado universitario y del conjunto de los criterios que se han publicado hasta ahora para dicha acreditación.

Como hemos venido razonando, el Sindicato de Universidades e Investigación de FeSP-UGT valora el nuevo sistema de acreditación como un ataque frontal a la Universidad pública española, y un intento más de precarizarla, privatizarla y manipularla a partir de restringir la oferta pública de plazas de profesorado, y de impedir la promoción profesional de los actuales profesores. De ahí que requiramos su completa revisión.

Esta revisión debe ser consensuada con los Sindicatos.