Las correcciones sobre las becas Erasmus solo persiguen lo que el MECD quiere realmente hacer

La secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, ha rectificado a su superior, el ministro José Ignacio Wert, respecto al incremento de los fondos que la Unión Europea destina a España en el nuevo reparto de la cuantía de las becas Erasmus. El ministro se ha rectificado a sí mismo con las órdenes ECD/1997/2013 y ECD/2327/2013, pero quizá estas correcciones solo persigan hacer lo que el Ministerio realmente quiere hacer.

La orden ECD 2327/2013 deja absolutamente diáfana la política que pretende instaurar el departamento de Wert. En ella se dice que aquellos estudiantes Erasmus a los que se les conceda una de las denominadas “Beca general y de Ayuda al estudio” percibirán una cuantía máxima de 300 euros al mes, que podrá variar (a la baja) en función de las posibilidades presupuestarias. También señala que los estudiantes Erasmus que no accedan a una de esas becas generales y de ayuda al estudio percibirán una cuantía máxima de 100 euros al mes, que podrá variar (a la baja) en función de las posibilidades presupuestarias.

Dado que la intención del Ministerio de Educación en su orden ECD/1997/2013 era la de no dar beca Erasmus a quienes no tuviesen una “Beca general y de Ayuda al Estudio”, y dado que las cuantías indicadas anteriormente irán en función de las disponibilidades presupuestarias, podría ocurrir fácilmente que todo el presupuesto se gastase en aquellos estudiantes con Beca general y de Ayuda al estudio, y por tanto las intenciones iniciales del Ministerio se cumpliesen. En el caso de que quedara algo para los estudiantes sin beca general será una cantidad tan miserable que casi no valdrá la pena pedirla.