FeSP-UGT urge a que la Consejería establezca cuanto antes un calendario de negociación sobre las condiciones del profesorado extremeño.

COMUNICADO DE PRENSA

La Federación de Empleados de los Servicios Públicos de UGT Extremadura (FeSP-UGT) ha valorado el inicio de curso 2017/2018 como mejorable, ya que considera que se ha iniciado con incidencias, entre otras, desajustes en las adjudicaciones de plazas.

El sindicato señala que la tasa de interinos docentes en la región ronda al 25% y que en algunas especialidades supera el 60%; de ahí que UGT haya firmado con Administraciones Públicas un acuerdo sindical estatal, para reducir los índices de interinidad en los próximos tres años. También destaca que en los últimos cursos escolares se aprecia un mayor movimiento en las listas pero critica que esto no sea como consecuencia de un aumento de plantilla de los centros públicos, sino de una proliferación de contratos a media jornada. Asimismo, declara que seguirá luchando por que se contrate a todos los profesores a fecha de 1 de septiembre y por que se vuelva a cobro íntegro del verano a los interinos con 165 días trabajados durante el curso escolar.

Respecto a los llamamientos telemáticos, la Federación declara que lleva solicitando que se oferten todas las vacantes existentes en los centros extremeños, tanto para que puedan acceder a ellas funcionarios como interinos, y que se consiga que el sistema de adjudicaciones y renuncias sea lo más eficaz posible, evitando errores.

FeSP-UGT define como urgente la recuperación de los derechos que ha perdido el profesorado durante estos años y por ello sigue apostando por iniciar cuanto antes una negociación que desemboque en un gran acuerdo sobre interinos, plantillas, oposiciones, permisos y licencias y aspectos retributivos, así como de forma prioritaria la anulación del descuento por baja médica y la vuelta a las 18 horas en Secundaria.

Por último, el sindicato considera que uno de los retos de este curso 2017/2018 es que haya una oferta generosa de plazas de oposiciones en todos los cuerpos en las próximas convocatorias y que se concrete el pacto educativo a nivel nacional. Por ello, ha declarado que impulsará las medidas de presión que considere oportunas para exigir que la educación sea considerada una prioridad, y luchará para que se reviertan los recortes y para que los profesionales del sector de la Enseñanza recuperen los derechos perdidos.

Esta noticia en la prensa: