FeSP-UGT denuncia exceso de carga de funciones que no corresponden a los docentes extremeños

Menos carga burocrática y más educación

COMUNICADO DE PRENSA

La Federación de Empleados de los servicios públicos de UGT de Extremadura ha denunciado que se estén exigiendo nuevas tareas y responsabilidades a los docentes extremeños.

Muchas de estas tareas, asegura el sindicato, son ajenas a la labor docente, no forman parte de sus funciones y vulneran sus derechos. 

Así, UGT alerta de que, actualmente, existe un creciente malestar entre los profesores de Secundaria y Formación Profesional  de nuestra comunidad por hacerles  responsables de los “Cuestionarios del Fondo Social Europeo”. A través de estos cuestionarios, han de manejar datos personales sensibles sobre alumnos, algunos de los cuales,  ya no están  en los Centros Educativos. Fuimos los primeros que solicitamos en mesa sectorial la retirada de dichos cuestionarios y lo hicimos hasta en cuatro ocasiones.

Desde la Federación, queremos recordar a la Consejería lo inapropiado de esta ardua tarea ya que, no sólo no pertenece al marco de las competencias del profesorado, sino que debe tenerse muy en cuenta la reciente Ley de Protección de Datos publicada el 25 de mayo 2018. En esta nueva normativa, al endurecerse las condenas y poner muchos más límites al manejo de datos sensiblemente privados, es completamente entendible la preocupación que tienen nuestros docentes por el uso y manejo de los datos de los alumnos.

Por lo tanto, desde nuestro sindicato creemos que son los Servicios Administrativos de la Consejería la que tiene que responsabilizarse de tales Cuestionarios y del manejo de la protección de datos de los alumnos y no los docentes extremeños.

Desde UGT vemos que a un docente ya no se le presupone ser buen profesor o maestro en la materia que imparte y para la que se ha estado preparado durante años, sino que ha de ser administrativo, psicólogo, médico o enfermero, estadista, terapeuta, socorrista, relaciones públicas, juristas, experto en primeros auxilios o en las TICS, animador sociocultural, asistente social, etc. Pero cuando algo no sale bien en este amplio espectro de responsabilidades son los docentes quienes se ven afectados, vulnerados e incluso, denunciados por no gestionar adecuadamente todos los asuntos.

Por último, desde UGT consideramos que todas estas atribuciones impuestas por sucesivas leyes educativas y administraciones sólo ocultan la falta de personal en los Centros Educativos y por ello solicitamos mayor inversión en personal al servicio de la Educación Pública de nuestra comunidad.