Los datos del informe de la OCDE adelantan el retroceso que la comunidad educativa ya está sufriendo

Logo OCDELos datos del Informe de la OCDE Panorama de la Educación 2013 dados a conocer ayer confirman, pese a corresponder a los años 2010 y 2011, que los efectos de la crisis económica están afectando negativamente a la educación, así como que las políticas de austeridad de muchos gobiernos de los países de la OCDE y especialmente del nuestro están provocando un retroceso social y educativo y rompiendo la equidad, la cohesión y la igualdad de condiciones conseguidas en las últimas décadas. Los profundos recortes sufridos en los dos últimos años, que la comunidad educativa ya sufre, tardarán todavía en encontrar su reflejo en las estadísticas internacionales.

El documento señala que la ratio de alumnos por profesor en ESO es en España inferior a la media de la OCDE y de la UE. Sin embargo, la realidad es que la ratio por aula ha aumentado en nuestro país en todos los niveles educativos y que nuestra situación debe contemplar la despoblación de zonas rurales y la masificación de las urbanas.

Con todo, los datos del informe han quedado ya desfasados en muchos aspectos. Como por ejemplo, en el referido al gasto educativo en España, puesto que los recortes más profundos se produjeron en 2012, no solo en los Presupuestos Generales del Estado, sino también en las partidas presupuestarias destinadas por las comunidades autónomas a educación. En España los recursos dedicados a educación están reduciéndose de una forma alarmante: en el curso 2011-2012 descendió del 4,9% al 4,3%, y la previsión es que para el 2013 se reduzca hasta el 3,9% del PIB. En Alemania, la media de inversión educativa es del 5,1%, del 5,9% en Francia y del 6,98% en Finlandia, mientras que la media se sitúa en el 5,4%.

Los datos del informe también contrastan con la situación actual en cuanto al salario de los docentes. El documento refleja una disminución del 2% en las retribuciones en todos los niveles educativos entre 2009 y 2011. Sin embargo, en España, con la disminución salarial y la desaparición de pagas extras, se ha producido una reducción de entre el 27% y el 33,5% en el sueldo del personal docente en el periodo comprendido entre 2010 y 2013.

El informe constata asimismo que, a pesar de las mejoras de tasas de graduación en FP de Grado Medio y otros programas profesionales entre los años 2000 y 2011, aún hay un menor número de alumnos en este tipo de estudios en comparación a la UE y la OCDE. FETE-UGT siempre ha apostado por la potenciación y el reconocimiento de este tipo de enseñanza, al plantear diversas opciones con diferentes vías para incrementar el número de estudiantes que permanezcan en el sistema educativo, y reducir así el abandono escolar temprano.

FETE-UGT comparte con la Internacional de la Educación la necesidad de invertir más en políticas educativas como base para el desarrollo social y económico a largo plazo, así como de contar con un personal docente altamente cualificado y con respaldo social, de modo que sea una profesión atractiva para las nuevas generaciones.

Nuestro sindicato hace un llamamiento a los responsables educativos alertándoles de que las políticas que reducen el gasto público en educación socavan la condición y la calidad de la profesión docente y perjudicarán enormemente el bienestar de la ciudadanía y nuestro crecimiento económico.

FETE-UGT reclama al Gobierno que modifique su política educativa y retire proyectos como el de la LOMCE o el decreto de becas, y que escuche el clamor de la comunidad educativa a la hora de dar respuesta a las necesidades reales de nuestro sistema educativo.