La comunidad educativa extremeña, con su participación mayoritaria en la huelga, rechaza la LOMCE y exige su retirada.

Más de un 80% del profesorado extremeño está en contra de la LOMCE

FETE-UGT valora como un éxito la jornada de huelga convocada por la Plataforma en Defensa de la Enseñanza Pública, que viene a respaldar la exigencia de la comunidad educativa de retirar la LOMCE e iniciar un proceso de debate y dialogo con todas las organizaciones sociales y políticas para conseguir un gran Pacto por la Educación.

En Extremadura más de 50% de los 15.000 docentes de la enseñanza pública han participado en la huelga, con cerca de un 90% del alumnado de Enseñanza Secundaria, también han faltado a los colegios más del 50% del alumnado.

El profesorado con un seguimiento en todo el Estado del 72% ha avalado la convocatoria de las organizaciones sindicales convocantes, en defensa de un servicio público educativo de calidad, contra las privatizaciones y recortes en las condiciones laborales y profesionales.

UGT valora el compromiso de los padres y madres y los estudiantes con la educación pública, que han secundado masivamente la huelga, dejando las aulas vacías, manifestando de este modo que las consecuencias de la LOMCE vendrían a agravar aún más las malas condiciones escolares y tenga consecuencias directas en el futuro de sus hijos e hijas.

A pesar de que la participación del profesorado ha sido del 50%, hemos constatado que muchos profesores y profesorado no han participado en la huelga por cuestiones de diverso índole, como el colectivo de directores de centros, cercano a 600, que estaban como servicios mínimos, cuestión que nos llevan a afirmar que el rechazo a la LOMCE, entre el profesorado de la enseñanza pública extremeña, supera el 80%.

La comunidad educativa extremeña vuelve, con su participación masiva en la huelga, a defender un modelo de escuela púbica que garantice la igualdad de oportunidades, rechazando la segregación del alumnado, y que sea un instrumento para la cohesión social.

El apoyo de padres, madres, estudiantes y profesorado a la convocatoria de la Plataforma de la enseñanza pública en Extremadura también debe hacer reflexionar al Gobierno de Extremadura sobre su política de recortes en la educación pública.

FETE-UGT seguirá promoviendo movilizaciones si el gobierno persiste en tramitar una ley que es segregadora, elitista, centralista, privatizadora, que reduce la participación y que no poner en valor la función docente.