Carlos López Cortiñas: “Mi lectura y valoración del pacto PSOE-C's (educación, reforma laboral y salarios)”

Carlos López Cortiñas

Artículo de Carlos López Cortiñas, Secretario general de FETE-UGT, publicado en su blog “Compromiso con la educación”, en el que analiza el documento de acuerdo firmado entre el Partido Socialista y Ciudadanos de cara al debate de investidura.

Parto de la idea de que es un documento totalmente insuficiente para garantizar un proyecto político que garantice el cambio en base a un progreso social. Sin embargo, mejora la situación que deja el PP y supone un punto de partida interesante para reconducir las políticas desarrolladas tanto en la parte social como económica. Sobresale del documento la apuesta por la regeneración democrática, la lucha contra la corrupción, la revitalización de las instituciones, la lucha en contra de la violencia de género y la despolitización de la justicia.

Con respecto a la educación, apuesta por un modelo integrador e inclusivista, por una política de becas que no excluyan a ningún alumno por razones económicas, por la universalización del tramo 0-3 años, por una revisión global de la FP, por la negociación del Estatuto e implantación del MIR-docente, por avanzar en el bilingüismo y por un plan nacional de la convivencia escolar... Apuesta por un Pacto negociado y consensuado, pero no se compromete, literalmente, a derogar la LOMCE y defiende un modelo de centro que nos genera muchas dudas al plantear una mayor autonomía y flexibilidad para los centros, junto a no cuestionar el modelo de elección de la dirección y no profundizar en la democratización y participación a través de los consejos escolares.

En Universidad, la evaluación rigurosa del sistema es la apuesta transversal, junto con la negociación del Estatuto Docente y negociar un nuevo modelo de financiación cuyo objetivo es alcanzar el 3% del PIB dedicado a la Universidad. Plantean un Pacto por la Ciencia e impulsar la inversión pública en el IDI alcanzando también el 3% del PIB. Sin embargo, su apuesta por un tipo de gobernanza unida a la profesionalización nos genera muchas dudas.

En referencia a la Reforma Laboral, es positiva la reversión parcial de las medidas más lesivas en materia de negociación colectiva y, con respecto a las pensiones, también es positivo que se ponga en valor el Pacto de Toledo y el diálogo social en los procesos de reforma del sistema, así como que haya la intención de buscar fuentes de financiación impositivas para garantizar el sistema.

Es un documento con demasiadas inconcreciones, y así en política económica asume en su diagnóstico dos variables: la necesidad de negociar con la UE unos nuevos objetivos de déficit y que la imposición fiscal de España es de las más bajas de la UE. Partiendo de estas dos variables las conclusiones son insuficientes. De una estimación a partir de las cifras del déficit del 2015 (4,8 %), se deriva que será muy difícil llegar al 3% como se plantea en el documento y mucho más con la necesidad de acometer y mejorar la protección social, la sociedad del bienestar y aumentar el IDI. La Reforma Fiscal recoge medidas en la buena dirección (imposición sobre las grandes fortunas, patrimonio, sucesiones y donaciones, imposición medioambiental y lucha contra el fraude) pero no se cuantifica por falta de una memoria económica y no sabemos si la recaudación por este sistema es suficiente para equilibrar los presupuestos.

En el empleo hay propuestas negativas. Para acabar con la precariedad nos proponen reducir el tipo de contratos, se configura un nuevo contrato temporal con dos años de duración máxima. La introducción de unas indemnizaciones crecientes para el contrato temporal (12 y 16 días por año respectivo) no va a impedir la rotación en el trabajo. La denominación de estable refiriéndonos al contrato temporal es engañoso ya que al tercer año en vez de convertirse en indefinido volverá al ciclo de la temporalidad. Nada se habla del contrato de tiempo parcial.

Las medidas referidas a los Salarios contribuyen a consolidar la devaluación salarial. Se sube el SMI en un 1%, absolutamente insuficiente. En el Observatorio para la Productividad y Competitividad no contemplan la participación de los agentes sociales e introduce un Complemento Salarial Anual, parece que lejos de atacar la precariedad la consolida al trasladar a los PGE la eventual mejora salarial que deberían asumir las empresas.

Es un documento de partida, que revierte las políticas del PP, pero totalmente insuficiente para salir de la crisis de forma más solidaria. Un documento incompleto y que parece esperar a otros partidos para proporcionarle un tono más social y progresista. El que sea un documento útil o no dependerá si da juego a los partidos (PSOE, C'S y PODEMOS, junto al resto de partidos) para alcanzar un proyecto en común. Me da la impresión que los ciudadan@s de este país se han cansado de las mayorías absolutas y ahora los partidos tienen que hacer sus deberes. Es lo que pienso.

Carlos López Cortiñas
Secretario general de FETE-UGT

Artículo publicado originalmente en el blog de Cárlos López Cortiñas, "Compromiso con la educación"